droga
Imagen de recurso de estupefacientes. GTRES

Un trabajador de una empresa de alquiler de automóviles en Misuri (EE UU) fue detenido el pasado lunes después de echar LSD en la botella de agua de sus compañeros de trabajo porque estaban "demasiado tensos", según explicó a la policía.

El gerente de la compañía Enterprise Rent-A-Car avisó a la policía de que dos de los trabajadores fueron trasladados al hospital porque había algo en su agua.

El sospechoso era un residente de Arnold de 19 años que había estado "actuando de forma extraña" cuando entró al trabajo esa mañana, según un informe de arresto recogido por el medio local Leader Publications.

El gerente declaró que vio al sospechoso metiendo algo en las botellas de los dos empleados: una mujer de 24 años y un hombre de 23 años, según Daily Mail.

En su declaración a la policía, el joven explicó que sus compañeros de trabajo "estaban demasiados tensos" y que necesitaban mejor energía. Las autoridades están realizando un análisis de drogas adicional después de que la primera prueba no fue concluyente.

El empleado fue puesto en libertad, aunque le han despedido del trabajo.