Cinco motivos para no comprar (todavía) un coche eléctrico

Los coches eléctricos son, cada día, más demandados dada la preocupación por el medio ambiente y por las normativas de movilidad sostenible.
Los coches eléctricos son, cada día, más demandados dada la preocupación por el medio ambiente y por las normativas de movilidad sostenible.
Pixabay

España ya es el sexto país de Europa que más coches ecológicos vende anualmente, representando hasta el 8,20% del total de vehículos vendidos, tal y como aseguran desde la OCU. Una cifra significativa (y que de la que se espera un aumento importante en los próximos años) que desvela el interés de los compradores españoles por esta nueva forma de movilidad, menos contaminante, más económica en lo que al mantenimiento se refiere mantenimiento y con importantes ventajas fiscales.

Sin embargo, Rastreator.com aún existen algunas desventajas que conviene conocer antes de comprar un coche eléctrico, pues, según el portal, puede que "(todavía) no debas adquirir un vehículo de este tipo".

  • La autonomía tiene que mejorar. A pesar de los avances de las principales marcas automovilística, los eléctricos con mejores baterías apenas sobrepasan los 400 kilómetros, según el WLTP, siempre que se den las condiciones perfectas de conducción. Así, y exceptuando algunos modelos de Tesla, la autonomía real de estos vehículos no suele superar los 200 kilómetros, una distancia aún escasa para emprender viajes largos.
  • La vida útil de la batería. Aunque los coches eléctricos nos no pierden hasta el 8% de su capacidad, según Endesa, hasta que han recorrido unos 150.000 kilómetros, ¿qué ocurre cuando se agota por completo sin posibilidad de recarga? Si bien es cierto que cuentan con una garantía que las protege, llega un punto en el que es inevitable cambiarlas, lo que supone un coste de, aproximadamente, 5.000 euros (más los gastos del taller).
  • Una red de recarga pequeña. Si bien es cierto que numerosas ciudades se están esforzando por situar en sus mapas puntos de recarga para abastecer las necesidades de los ciudadanos que ya tienen coche eléctrico, aún no son suficientes para asegurar a los usuarios que podrán recargar su vehículo. Además, la mayoría no tiene garaje privado que cuente con una toma Schuko cerca que le permita cargar (aunque sea lentamente) su coche.
  • Aún no abundan los talleres especializados. Entre las ventajas de comprar un coche eléctrico está la baja frecuencia de avería de estos modelos, pero, cuando esto ocurre, es muy importante buscar un taller donde estemos seguros de una buena reparación y un precio asequible (los arreglos de estos vehículos pueden alcanzar los 9.000 euros, según Rastreator.com).
  • Su precio.Gracias al plan MOVES, se pueden encontrar algunas ayudas a la compra de vehículos eléctricos, pero la suma final a pagar sigue siendo superior al de los de combustión. De hecho, con las mismas condiciones y prestaciones, un vehículo eléctrico puede llegar a ser 10.000 euros más caro que uno de gasolina o diésel; a lo que hay que añadir que la oferta del mercado de ocasión es más pequeña.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento