Los mejores modelos eléctricos para decir adiós al diésel
Los modelos cuentan con mapas propios que localizan las electrolineras más cercanas para comodidad del conductor. Unsplash

Aunque los más reticentes a la llegada del coche eléctrico utilizarán el pretexto de la autonomía para no decantarse por los modelos eléctricos (y eso que ya existen baterías capaces de recorrer más de 400 kilómetros en una sola recarga), lo cierto es que estos vehículos son mucho más rentables que los de gasolina o gasoil. Además de que las cargas son más baratas (y cada vez será menor su precio debido a la creciente demanda), los coches eléctricos están sujetos a una serie de ayudas que aseguran una compra más fácil y asequible.

El Plan MOVES (Movilidad Eficiente y Sostenible) ha sido el último en entrar en vigor. Lo hizo el pasado 19 de febrero, tal y como se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE9), y establece una serie de ayudas a la compra de vehículos alternativos (para mejorar la calidad del aire de las ciudades y luchar así contra el cambio climático), y a la financiación de infraestructuras de recarga eléctrica, sistemas de préstamos de bicicletas eléctricas y planes de transporte colectivo en las empresas.

Cabe destacar que este programa está dotado, inicialmente, con 45.000.000 euros, que se gestionarán desde el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IADE), en colaboración con las Comunidades Autónomas.

Las claves del Plan Moves

  • Las cuantías de las ayudas dependerán del vehículo adquirido, pudiendo ser de hasta 700 en el caso de las motos eléctricas y de 15.000 para camiones y autobuses de propulsión alternativa. En el caso de los coches, podrán optar a ayudas de 5.000 euros a las que, si se añaden los 1.000 euros de rebaja que deben hacer obligatoriamente desde el concesionario, se pueden llegar a pagar hasta 6.000 menos.
  • De ayudas de hasta el 40% del coste subvencionable podrán disfrutar los puntos de recarga de vehículos eléctricos, ya sean públicos o privados, y los sistemas de préstamos de bicicletas. Eso sí, siempre estableciéndose un límite de 100.000 euros.
  • Hasta de 200.000 euros será el presupuesto del que puedan disponer los beneficiarios para la implantación de Planes de Transporte a los Centros de Trabajo con una ayuda del 50% del coste subvencionable.
  • El Plan MOVES fija, también, una partida de 15 millones de euros destinada a apoyar proyectos singulares de movilidad sostenible en ciudades Patrimonio de la Humanidad, municipios con alto índice de contaminación e iniciativas de innovación en electromovilidad.