El acusado y la víctima, señala el escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, eran matrimonio desde junio de 2014.

Dos años más tarde, en junio de 2016, habían iniciado los trámites de separación, que se encontraban en curso en el momento de los hechos, el 7 de julio de ese año.

Ese día, el acusado se encontraba en el que había sido el domicilio familiar, en Almansa, y aprovechando que su mujer y víctima de los hechos se encontraba mareada y sedada por los fuertes tranquilizantes que tomaba por el trastorno límite de la personalidad que padece, la agredió sexualmente.

El acusado se aproximó a la víctima, la besó y le tocó sus órganos genitales, pese a la oposición de la mujer, que le solicitaba que la dejara en paz, pero que no tenía fuerzas para evitarlo como consecuencia de la referida medicación.

La víctima estaba tomando la medicación por el trastorno que padece, por el cual tiene reconocida una discapacidad del 66%.

Consulta aquí más noticias de Albacete.