Kiko Rivera
Kiko Rivera, en 'Gran Hermano Dúo'. TELECINCO

Kiko Rivera y su pareja, Irene Rosales, están a un paso de ganar Gran Hermano Dúo después de haberse convertido el pasado jueves en los primeros finalistas del reality junto al peluquero Juanmi Martínez. Sin embargo, esta buena noticia ha venido acompañada de un contratiempo en el concurso: el hijo de Isabel Pantoja tiene gota.

Fue precisamente el día de la gala cuando el propio Rivera reconocía haber sufrido un ataque de gota "fruto de la mala alimentación", según él. "Comemos mucha pasta, arroz y, sobre todo, tomate, y me ha sentado mal. Pero estoy bien, ¡no me voy de aquí ni muerto!", aseguró.

En este sentido, Rivera ya ha visitado a los médicos en la casa de Guadalix para tratar su enfermedad, provocada por una excesiva acumulación de ácido úrico en el cuerpo y que se traduce en dolores en las articulaciones, sobre todo en los pies. Tal y como ha contado el concursante posteriormente, "estaba todo bien".

Según recoge la revista Diez Minutos, el hijo de la tonadillera padece desde joven esta enfermedad, que fue la causa de que en 2011 terminase abandonando otro reality, Supervivientes, debido a las molestias que le generaba.