Y lo harán en un lugar tan emblemático como la celebración: el término mancomunado de la Venta de Piqueras, sede del Centro de la Trashumancia. Los alumnos, acompañados por sus profesores, se concentrarán en esta antigua venta trashumante en torno a las 10,00 horas. La primera parte del programa de actividades se centrará en la educación ambiental con diferentes actividades de sensibilización distribuidas por edades.

Los escolares más pequeños trabajarán sobre un cuaderno de campo en el que relacionarán diversas actividades de la vida en el pueblo que surgen de la relación con el entorno y que tendrán que completar con elementos aportados por la naturaleza. Los escolares de edad mediana, participarán en una yincana en la que, a través de diferentes pruebas, descubrirán la importancia de la gestión sostenible de los recursos naturales. Por su parte, los mayores realizarán un itinerario educativo sobre la trashumancia y su papel en la evolución del paisaje.

Siendo fieles a la tradición en esta celebración de los colegios y la Hermandad de las Trece Villas, la actividad se completará en torno a las 12,30 horas con dos plantaciones, con las que los escolares contribuirán a la labor de generación que se desarrolla de forma natural en la zona.

Por un lado, los pequeños sembrarán semillas de pino silvestre en una zona próxima a la N-111 junto al puerto de Piqueras que fue afectada por un pequeño incendio hace unos años. Y por otra parte, el resto de escolares plantarán ejemplares de cerezos silvestres y maguillos en las pardelas de acceso a la Venta de Piqueras.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.