Zuloaga ha indicado que, según las estimaciones de la evolución de la mancha, que se encuentra a unas 100 millas de la costa asturiana, "no se acercará" a nuestra costa, aunque "todo va a depender de los vientos, que acerquen más o menos hacia las costas españolas" ese vertido de combustible, así como de la capacidad de trabajo de limpieza que puedan desarrollar en alta mar esas embarcaciones.

El delegado del Gobierno así lo ha manifestado hoy a preguntas de la prensa sobre si hay algún plan preventivo preparado en caso de que el vertido se aproximase a la costa de Cantabria y ante lo que ha detallado que el Estado trabaja ya "en fase de alerta" con este vertido que se encuentra en aguas francesas pero en cuyo control colabora España dado que, en función del estado de la mar y los vientos, podría aproximarse a las costa de nuestro país.

Ha apuntado que, en estos momentos, hay un total de ocho embarcaciones trabajando en la zona donde se encuentra la mancha y dos son españolas, una de ellas que partió precisamente la pasada noche desde el puerto de Santander. "Son embarcaciones capacitadas para hacer limpiezas en superficie siempre y cuando las condiciones ambientales así lo permitan", ha explicado Zuloaga.

Asimismo, ha detallado que la mancha de combustible, vertida por el barco 'Grande América' tras hundirse el pasado martes, "está ahora mismo a más de 100 millas de la costa asturiana, está en aguas francesas y es la autoridad francesa la que supervisa todas las labores que se están desarrollando hasta este momento".

No obstante, ha destacado que el Gobierno de España está colaborando con el de Francia para, entre ambos, ir "poniendo medios a su disposición para hacer seguimiento, para conocer la evolución de la mancha y para poner en marcha todas las medidas de contención y limpieza en superficie marítima que se puedan desarrollar".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.