En el escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, se recoge que los hechos ocurrieron en un centro educativo de Albacete, sobre las 9.05 horas, el 14 de febrero de 2017.

La acusada acudió "hecha un basilisco", dice textualmente el escrito, al colegio público donde estaba matriculado su hijo de 12 años, en sexto curso de Educación Primaria.

Como pensaba -"y esto lo piensan desgraciadamente muchos padres hoy en día", añade la Fiscalía en su escrito- que podía actuar "como le diera la real gana y saltarse el respeto a la dirección educativa a la torera", abordó a la directora del centro.

La encaró y "con insolencia" le "exigió" que tenía que hablar con ella, a lo que ésta le respondió que la atendería en cuanto pudiera y le pidió que la esperara en el pasillo de la Dirección del colegio.

En lugar de ello, la acusada, "hecha otra vez un basilisco, sin pedir permiso, rápida y desapaciblemente, con iracundia incontenible" entró en el despacho y se acercó al que ostentaba el cargo de jefe de estudios del centro.

En ese momento le gritó, "con tono chabacano", que la próxima vez que agarrara a su hijo, le iba a "tronchar" los brazos, y le insultó con frases como "maricón, eres un hijo de puta, que a mi hijo le tienes manía".

En esto que entró en la estancia la directora del centro y, como la acusada no atendía la sugerencia de que se tranquilizara, intentó mediar pero no lo consiguió. La acusada agarró por el cuello al jefe de estudios y lo zarandeó y aunque el agredido se liberó, la acusada nuevamente lo asió.

Entonces la directora llamó al 091 y le comunicó a la acusada que iba a denunciar a su hijo, que llevaba ya unos días expulsado del centro, por haber lanzado una pedrada a su coche.

Ello enfureció aún más a la acusada, que se abalanzó sobre la directora y le golpeó repetidamente, pateándola en el muslo derecho y manoteándola. Cuando dos agentes de Policía Nacional se presentaron en el colegio, la acusada abandonó el mismo.

Consulta aquí más noticias de Albacete.