Huelva.- Cajasol.- El obispo José Vilaplana recibe el I Premio Gota a Gota de la
Huelva.- Cajasol.- El obispo José Vilaplana recibe el I Premio Gota a Gota de la FUNDACIÓN CAJASOL

Lo ha hecho de manos del presidente de la entidad, Antonio Pulido, y del alcalde de la localidad, Gabriel Cruz, durante un acto al que también han asistido Matilde Valdivia, delegada de la Fundación Cajasol en Huelva, y Antonio González, presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías de la ciudad de Huelva, así como miembros de las corporaciones de Penitencia, Gloria, la Junta Superior del Consejo de Hermandades y representantes de la sociedad civil.

Pulido ha alabado la figura de Vilaplana, "sin cuyo espíritu de humildad y entrega no podría entenderse la extraordinaria labor pastoral que ha llevado a cabo. Ha sabido entender a sus feligreses y también esa forma tan expresiva que tienen los onubenses de vivir sus creencias, desde El Rocío a la Semana Santa: por eso es un personaje tan querido para todos, me atrevería a decir que también para los no creyentes".

Ha resaltado el presidente de la Fundación Cajasol que "la institución de estos premios supone un paso más en el compromiso de Fundación Cajasol con nuestras tradiciones", deseando que "con los años el Premio Gota a Gota se convierta en una referencia no solo para nuestras hermandades, sino para toda la sociedad de Huelva".

Esta iniciativa, amenizada por el Trío 'Capilla Musicae', se enmarca dentro de la programación Tramos de Cuaresma 2019, que impulsa la entidad para apoyar las tradiciones y costumbres de Huelva. Al prelado onubense se le ha hecho entrega de una escultura en bronce, realizada por el artista hispalense Ricardo Suárez, que representa un cirio con cera derramada que simboliza el espíritu de lo que representa el programa de mano de Semana Santa de la Fundación Cajasol, 'Gota a Gota', y con el que se le rinde homenaje al mitrado por todo cuanto ha supuesto su legado para las futuras generaciones de cofrades, rocieros y creyentes de Huelva.

Vilaplana afronta un año muy especial al frente de este obispado que dirige desde el año 2006, al que llegó procedente de la diócesis de Santander para relevar a monseñor Ignacio Noguer, ya que puede significar su adiós definitivo a la sede onubense, cuando presente su renuncia al Santo Padre de Roma.

El prelado, natural de Benimarfull (Alicante), pasará a formar parte del patrimonio episcopológico onubense. En sus años al frente de la pastoral han sido muchas las efemérides que se han conmemorado, entre las que destacan una procesión magna cristífera con motivo del año de la Misericordia, procesiones extraordinarias, el encuentro de hermandades rocieras de Huelva y provincia y hasta cinco coronaciones canónicas.

Durante su dirección en la sede de Manuel Siurot, José Vilaplana se ha situado siempre al lado de los más débiles, como demuestra su apoyo incondicional al proyecto de la Casa de los Milagros, y también ha defendido a ultranza a los jóvenes, para quienes ha pedido siempre un futuro más esperanzador.

Consulta aquí más noticias de Huelva.