Unos 1.500 alumnos, según el Sindicato de Estudiantes, se han manifestado este mediodía en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y han pedido la dimisión del rector, Lluís Ferrer, y de los miembros del rectorado.

Los estudiantes afirman que fue el rectorado quien pidió la ayuda de los agentes
Los estudiantes se han manifestado en contra de la implantación de la LOU-LUC, el denominado plan de Bolonia, pero han pedido la dimisión del rector después de que ayer los Mossos desalojaran por la fuerza a varias decenas de alumnos que se habían encerrado en la Facultad de Filosofía y Letras.

El encierro empezó alrededor de las 13.00 horas de ayer, con 35 personas encadenadas en el interior y un centenar más que apoyaron la iniciativa desde el exterior, hasta que llegaron unos 50 efectivos de los Mossos, que cargaron contra los manifestantes.

Los estudiantes afirman que fue el rectorado quien pidió la ayuda de los agentes, por lo que piden la dimisión del rector y de su equipo dado que, según ellos, nunca había sucedido en la era democrática que el rector de una universidad pública ordene desalojar un centro con cargas policiales.