En un comunicado, ha informado de que los agentes "se han dirigido a la asociación para expresar su descontento con los recortes en el cuadro médico". En concreto, se quejan de "la reducción de especialidades como rehabilitación, cuya oferta se ha reducido a la mitad" lo que implica que "tengan que soportar largas esperas, desistir o pagarse de su bolsillo la rehabilitación".

Según la AUGC, los agentes también censuraron el recorte a la mitad de pediatras en Lugo capital y se quejaron de los trámites administrativos y los desplazamientos.

En este contexto, la Asociación Unificada de la Guardia Civil asegura que el aumento del 0,3% que se contemplaba en el proyecto de presupuestos generales del Estado para 2019 para las tres mutualidades del país -Isfas, Muface y Mugeju- "no es suficiente".

REUNIONES CON EL GOBIERNO

En el comunicado, la AUGC recuerda que trasladó estas cuestiones en una reunión celebraba en 2017 a la entonces secretaria de Estado de administraciones Públicas, Elena Collado, a la que pidieron impulsar "procedimientos de seguimiento, control y verificación de los servicios y de la atención individualizada que prestan las compañías médicas".

Además, la asociación ha advertido de que los recortes "no solo afectan a los Guardias Civiles que prestan servicio en la zona, alcanzan también a sus familias y a los agentes en reserva o retirados".

El secretario General en Galicia de la AUGC, Óscar Fuentes, ha subrayado que "estos recortes se suman a un sistema de salud cada vez más precario a través de Isfas, disminuyendo la oferta en el cuadro médico de las compañías aseguradoras, y seguir pagando los retirados el 30 por ciento de las recetas médicas en relación a los jubilados de la Seguridad Social". Por todo ello, ha avanzado que remitirán un escrito al Defensor del Pueblo".

Consulta aquí más noticias de Lugo.