La Universidad de Oviedo no encuentra la causa de la infección de los 6.000 rato
La Universidad de Oviedo no encuentra la causa de la infección de los 6.000 rato EUROPA PRESS

En esos términos se manifestó el vicerrector de Investigación de la Universidad de Oviedo, José Ramón Obeso, cuando fue preguntado sobre el asunto en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de la institución.

El episodio de la infección de los ratones fue hecho público a finales de enero por el catedrático del departamento de Bioquímica de la Universidad de Oviedo

Carlos López Otín, quien en una entrevista concedida al periódico La Nueva España explicó que era víctima desde hace tiempo de un acoso y que había recibido la mala noticia de la necesidad de sacrificar los ratones con los que investigaba.

A raíz de esa revelación, la Universidad de Oviedo confirmó lo sucedido explicando el que brote infeccioso se detectó hace unos meses y que se extrajeron a todos los animales del Bioterio, se erradicó la infección y se limpiaron las instalaciones en profundidad. Lo sucedido, indicaron, provocó un enorme retraso en el trabajo de los investigadores.

La institución señala ahora que abrió una investigación interna sobre lo acontecido, pero que no obtuvo ningún resultado a la hora de determinar el preciso origen del brote. "Este tipo de infecciones son relativamente comunes en este tipo de instalaciones", ha dicho Obeso.

El directivo de la Universidad de Oviedo da prácticamente por descartado que el virus pudiera haber sido introducido deliberadamente por alguien. "Es muy difícil que una persona contamine esas instalaciones, porque hay que entrar con una vestimenta concreta, ducharse antes de entrar... hay amplias medidas de seguridad", ha dicho.

Todas las instalaciones se revisaron a raíz de lo ocurrido, así como los accesos al área. "La infección pudo haber entrado por cualquier sitio, incluso por la vía del aire acondicionado", ha explicado.

Consulta aquí más noticias de Asturias.