En su discurso del Día de Baleares, ha destacado también el "éxito" que supondrá el reconocimiento de la capitalidad de Vila y ha insistido en que se reconozca para Ibiza su "peso y aportación" en Baleares.

Torres ha considerado además que el Estatuto de Autonomía debe servir para reivindicar una sociedad "de progreso, justa, igualitaria y cohesionada" para el conjunto de la ciudadanía en las Islas.

Asimismo, ha defendido que se deben seguir dando pasos "para desplegar todo aquello que prevé el Estatuto", como el traspaso de competencias a los Consells.

El presidente también ha dicho que el nuevo Régimen Especial de Baleares es un "logro histórico" y ha afirmado que el compromiso del Gobierno hacia las Islas "ha sido nítido".

También ha defendido los instrumentos de autogobierno de Ibiza que sirven para decidir "qué isla se quiere para hoy y mañana" y cómo actuar en relación a temas como la protección del territorio o el modelo de movilidad, entre otros.

Así, ha reiterado que no hay que poner en peligro "los grandes consensos alcanzados en la Comunidad" puesto que no se puede permitir retroceder 30 ó 40 años en el tiempo y sí hay que avanzar en el autogobierno y el federalismo interior.