Según han declarado en un comunicado, la apertura se efectúa por motivos "puramente políticos" para intentar ocultar las "numerosas irregularidades" del proceso administrativo en una concesión pública que gestiona una empresa que no se ha presentado a concurso alguno, según Epic.

Con esta apertura, el pasajero acabará pagando cerca de 40 céntimos más en el billete de autobús, ha denunciado Epic.

Para Epic, el coste de las obras para solventar las deficiencias detectadas - 1 millón de euros- se repercutirá en las tarifas.

La eliminación de paradas en la ciudad, la situación de una "inútil" sala de espera en el piso superior o el hecho de que los pasajeros de las principales líneas sigan esperando el autobús a la intemperie, son otras cuestiones que perjudican "manifiestamente" al usuario, motivos para calificar esta apertura de "tomadura de pelo" y "fraude".

Desde la formación han reiterado que con esta apertura el PSOE pretende cerrar uno de los "mayores pufos" de la historia de la ciudad, en el que se están usando con "total desfachatez e impunidad" los recursos públicos en beneficio de sus intereses particulares.

También ha criticado que los otros partidos "prefieren mirar hacia otro lado causando un gran perjuicio a la ciudadanía y obviando manifiestamente su obligación de servicio público".