Imagen de archivo de la Guardia Civil
Imagen de archivo de la Guardia Civil GUARDIA CIVIL - Archivo

La investigación comenzó cuando la Guardia Civil recibió un video aportado por el conductor de un camión de transporte internacional, grabado a finales del mes de octubre pasado, en el kilómetro 331 de la Autopista A-7 'by-pass' de Valencia, en el que se observa cómo un turismo accedía a la autopista en sentido contrario al estipulado, por el carril de salida hacia Manises.

Tras acceder en sentido contrario y pese a la intensa circulación existente en ese momento, el conductor del turismo se incorporó de forma "imprevista, precipitada y sin visibilidad, directamente al carril central de la A-7".

Esto supuso "un grave peligro para la circulación al cruzarse en la trayectoria del camión cuando éste se encontraba muy próximo, obligando a su conductor, que circulaba por el carril derecho a disminuir bruscamente la velocidad para evitar la colisión y al conductor de otro turismo, que circulaba por el carril central, a desplazarse rápidamente al carril izquierdo, logrando esquivarlo".

La Jefatura Provincial de Tráfico envió el video al Grupo de Investigación y Análisis -GIAT- del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Valencia, que llevó a cabo un estudio de las imágenes, constatando que los hechos podrían ser constitutivos de un delito contra la seguridad vial, por conducción temeraria.

Para el esclarecimiento de este caso ha sido "fundamental" la colaboración del conductor que denunció los hechos. Este delito puede conllevar una pena de prisión de seis meses a 2 años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta 6 años.

Consulta aquí más noticias de Valencia.