[Grupoextremadura] Cajeros Diputación
[Grupoextremadura] Cajeros Diputación EUROPA PRESS

El presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, y el de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo, han firmado este viernes, día 1, el contrato para la instalación de estos cajeros en diversas localidades de la provincia, una iniciativa "pionera" en España de lucha contra la exclusión financiera que ya ha sido replicada en la Comunidad Valenciana.

Así, durante 2019 se implantará una línea programática cuyo objetivo es garantizar la existencia de cajeros y servicios bancarios en toda la provincia "como fórmula de lucha activa contra la despoblación rural", fijando la población en el territorio y desplegando efectos positivos en la economía, el turismo y la igualdad de oportunidades en el entorno rural, como ha señalado Gallardo, que ha apuntillado que en total los cajeros se instalarán en 29 municipios, aunque cabe la posibilidad de que se amplíen a 31.

El presidente de la diputación, para quien este contrato es el "mejor broche final" que se podía poner a esta legislatura en la institución provincial al poner las bases para "destapar la losa de la despoblación", ha lamentado que los pueblos más pequeños hayan sido los más afectados por la concentración bancaria y la desaparición de las cajas debido a la crisis económica.

Al respecto, ha puesto en valor el esfuerzo de la Diputación de Badajoz por dotar a los pueblos de los mismos servicios que las grandes ciudades con iniciativas como este Plan contra la Exclusión Financiera, que ha servido de "ejemplo" para gobiernos como el de la Comunidad Valenciana.

En relación a Caja Rural de Extremadura, ha mostrado su satisfacción por que sea esta entidad la que vaya a llevar a cabo el proyecto dado que conocen "bien el 'terruño'" y se ha ido "desplegando" donde "otros se han ido retirando", a la vez que ha señalado que los cajeros servirán tanto para los vecinos, como para los turistas y visitantes o los emprendedores de unas poblaciones que se están preparando para el futuro, "que tiene que ver con la tecnología e innovación".

Por su parte, Urbano Caballo ha reconocido que, para Caja Rural de Extremadura, es un motivo de "orgullo" y "honor" firmar este contrato con la Diputación de Badajoz por lo que su pone para la entidad y para Extremadura y en el que "lo esencial" es ofrecer un servicio financiero a esas poblaciones extremeñas "que podían correr el riesgo de exclusión financiera al verse privadas de los servicios financieros básicos que les resultan necesarios".

Al respecto, ha destacado que la Caja Rural lo hace porque el servicio a los extremeños es su "principal objetivo" como entidad "comprometida socialmente con el desarrollo de los pueblos y ciudades de Extremadura", al tiempo que ha matizado que, con este contrato, se colabora en la mejora del nivel de vida de los habitantes de los pueblos beneficiados.

En el acto, en el que han estado presentes representantes de dichos municipios, les ha trasladado que próximamente equipos de Caja Rural de Extremadura visitarán sus poblaciones para poner en marcha este servicio.

PORMENORES DEL CONTRATO

La Diputación de Badajoz ha explicado que, el pasado mes de junio, inició el proceso de licitación con el envío del anuncio del Plan de Lucha contra la Exclusión Financiera al Diario Oficial de la Unión Europea, en el que cuatro entidades financieras presentaron ofertas siendo finalmente la adjudicataria Caja Rural de Extremadura.

El contrato se ha adjudicado por un importe de más de 2,8 millones de euros para los cinco años de duración del mismo y, tras la formalización del contrato, la empresa se compromete a tener instalados y operativos los cajeros en cada una de las localidades afectadas en el plazo máximo de 150 días.

Asimismo, se ha brindado a los ayuntamientos la posibilidad de elegir la ubicación más adecuada para los intereses de sus municipios con la única premisa de parámetros de accesibilidad y seguridad de estos cajeros que deben estar operativos las 24 horas del día durante todo el año.

La entidad adjudicataria está obligada a prestar asistencia periódica y personalizada a cada uno de los municipios con el objeto de formar y permitir a los usuarios aprovechar las funcionalidades proporcionadas por estos dispositivos, entre las que destacan, junto a la retirada e ingreso de efectivo tanto en billetes como en monedas, la realización de todo tipo de transferencias, consultas, recargas telefónicas, pago de recibos, tributos e impuestos, entre otras.

Según un estudio realizado por el IVIE (Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas) la provincia de Badajoz contaba en el año 2008 con 747 sucursales bancarias, cifra que se vio reducida hasta 605, un 19 por ciento menos a finales de 2017, y en la provincia existían 29 municipios sin sucursal bancaria alguna, lo que afectaba a 14.802 personas, según la información facilitada por la diputación.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.