Balsa
Balsa JUNTA DE EXTREMADURA - Archivo

Cinco de las nueve muertes se produjeron en río, una en un canal, una en un pozo, una en una piscina y otra en la costa, donde perdió la vida un buzo. Dos se registraron en Castilla y León y otros dos en Extremadura, mientras que el resto en Andalucía, Cataluña, La Rioja, Galicia y Canarias.

Precisamente esta comunidad insular es la que más fallecimientos por ahogamiento en espacios acuáticos acumula en los dos primeros meses del año, con seis muertes, lo que supone el 23,1 por ciento del total nacional; es decir, prácticamente uno de cada cuatro.

Con cuatro muertes y el 15,4 por ciento del total le sigue Galicia, por delante de Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla y León, Extremadura y La Rioja, con dos personas ahogadas. Cataluña, Comunidad Valenciana, País Vasco y Murcia llevan una muerte por ahogamiento, mientras que en Cantabria, Castilla-La Mancha, Comunidad de Madrid, Baleares, Navarra y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla no consta ningún fallecimiento por esta causa.

El perfil de la persona fallecida en un espacio acuático español en los dos primeros meses de 2019 corresponde al de un hombre (77%) y de nacionalidad española (81%), de 75 o más años (26,9%), que falleció en un lugar que no era ni playa ni piscina, en concreto, puerto, canal, río, pozo o mar abierto (81%), y en cualquier caso en un espacio que no estaba vigilado (88%). Lo más habitual es el fallecimiento entre las 10 y las 12 horas o entre las 14 y las 16 (19,2% en cada franja horaria).

Consulta aquí más noticias de Badajoz.