¿Cómo distingo si mi hijo tiene alergia o un resfriado?
Los estornudos y la obstrucción nasal son síntomas compartidos de ambas patologías. Freepik

Con los cambios de temperatura (y una incipiente astenia primaveral), los estornudos y la obstrucción nasal hacen acto de presencia, y, para los más pequeños esto se traduce en un malestar general que les impide disfrutar a pleno rendimiento de su día a día. Pero, los auténticos problemas comienzan cuando se intenta dar solución a los síntomas más aparentes: ¿cómo puedo distinguir si mi hijo tiene alergia o un simple resfriado?


Para el doctor Luis Moral, diferenciar ambas enfermedades en edades tempranas suele ser difícil, pues ambas comparten parte de la sintomatología y también temporada, pero recomienda atender a la evolución del niño y su respuesta a un tratamiento para dar con el diagnóstico. "La intensidad de los catarros tiende a subir y bajar, y suelen cursar con fiebre, que puede desaparecer a los días con ayuda de paracetamol. Sin embargo, las alergias, a no ser que haya sido una exposición puntual, duran todo el tiempo que el paciente esté en contacto con el alérgeno. ¿La solución? Los antihistamínicos o la vacuna", asevera Moral, quien ejerce como coordinador del grupo de Alergia Respiratoria y Asma de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP).


Siete cuestiones fundamentales para conocer mejor las alergias infantiles

  • ¿Cómo actúo en caso de que sea alergia? La alergia es "una respuesta anómala del sistema inmunológico frente a sustancias o antígenos naturales e innocuos, es decir, que no suponen ninguna amenaza o peligro para el organismo", explica el doctor Moral, quien aclara que "algunas personas las identifican como malas, reaccionando de manera exagerada a su exposición". "Su respuesta es la que provoca la enfermedad", sentencia.
  • ¿Cuáles son las alergias infantiles más comunes? Esta enfermedad depende, tal y como indica el coordinador de la SEICAP, de la zona en la que se vive, pues "según la zona geográfica (y la estación del año) los posibles alérgenos cambian". "En zonas litorales mediterráneas, por ejemplo, predominan los ácaros, mientras que, en el interior peninsular, característicos por ambientes secos y temperaturas continentales, prevalecen los pólenes", declara.
  • ¿Hay muchos niños alérgicos en España? En su opinión, es difícil cuantificar "el número total de menos alérgicos, ya que, en muchas ocasiones, cuando los síntomas son muy leves, hay muchos pacientes que desconocen padecer esta patología", alega Moral. Aventura que cerca del 10% de los niños españoles puede tener alergia y, aunque no es un dato alto, no debe perderse de vista que es una enfermedad de alta prevalencia que aumenta con los años. "No nacemos con alergias respiratorias, hay que estar expuesto a la sustancia en cuestión y tener predisposición genética a padecerlas", explica.
  • Con la aparición de los primeros síntomas, ¿cómo actúo? "Siempre en función de la intensidad de las molestias". Con esta respuesta, el doctor Moral hace referencia a las interferencias reales que la alergia puede tener en la vida del menor: "Rinitis agudas, cansancio acusado diurno y la falta de descanso nocturno, debido a la intensidad de las molestias, son señales más que suficientes para acudir al pediatra". "El médico de cabecera es quien mejor conoce al menor, de tal manera que sabrá discernir si se trata de un catarro (muy común en edades tempranas) o si conviene visitar al especialista para hacer las pruebas pertinentes", aclara.
  • ¿Puedo darle a mi hijo antihistamínicos sin prescripción médica? "No hay que ser alarmista con la toma de medicamentos: al igual que le damos a un niño paracetamol para el dolor de cabeza, se puede suministrar este fármaco si los síntomas de la alergia están mermando su calidad de vida en un momento puntual", aconseja el doctor Moral. Recalca, no obstante, que esto es solo válido para un momento de molestia puntual: "Si los síntomas persisten, hay que ir al médico", puntualiza.
  • ¿Cuál es el mejor momento para hacerles las pruebas y estar así prevenido? "Cualquier época del año es buena para hacer las pruebas. Teniendo los síntomas puede ser más fácil valorar la importancia de la alergia, pero la realidad es que se pueden hacer durante todo el año", concluye el coordinador de la SEICAP.