El Ayuntamiento de Palma ha aclarado este viernes que la ordenanza que limitará a tres el número de mascotas en una vivienda plurifamiliar únicamente se aplicará en caso de sospecha de maltrato o de conflicto vecinal.

Fuentes del Consistorio palmesano han explicado a Europa Press que la ordenanza anunciada este miércoles por el área de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal del Ayuntamiento de Palma es únicamente una "forma de protección" ante casos extremos "de los que han tenido conocimiento en más de una ocasión" en donde se tiene un número excesivo de animales produciendo malestar a los vecinos, bien por olores o por ruidos.

En este sentido, han explicado la medida se ha aplicado en otros ayuntamientos de España, como por ejemplo Madrid o Sabadell, donde el límite es de cinco, o Granada, con un límite de tres mascotas. En Barcelona, en cambio, también existe una ordenanza aunque el límite se establece por metro cuadrado de vivienda, no por tipo.

Finalmente, fuentes de Cort han explicado que los objetivos de la ordenanza son el bienestar de los animales, la convivencia y el respeto de los espacios públicos.