Puerto de La Savina
Puerto de La Savina APB - Archivo

Dicho acuerdo, que será ahora remitido al Consell de Govern, supone la suspensión temporal de este tipo de autorizaciones hasta el año 2020 incluido o hasta la aprobación del Plan General de Puertos, si se produce antes.

El equipo de gobierno ha celebrado que con este acuerdo se dé cumplimiento a la propuesta unánime de la Corporación, aprobada en pleno en marzo de 2017 y respaldada también por el pleno del Consell de Ibiza en abril de ese año.

En la moción aprobada se destacaba ya que la bahía de Portmany es el "gran pulmón turístico del municipio" y "que para que continúe siéndolo hay que cuidar la calidad de las aguas y el entorno, perjudicado por la llegada de mercancías". Asimismo, el acuerdo plenario solicitaba la realización de un plan especial de usos del puerto de Sant Antoni que tuviera en cuenta la petición, con lo que el Consistorio ha destacado que la utilidad de esta medida podrá ser comprobada durante los próximos meses y consensuada durante la redacción de dicho plan.

La eliminación del transporte de mercancías y vehículos fue una de las mejoras reclamadas por los vecinos de Sant Antoni en los talleres para la redacción del Plan Estratégico, en los que participaron 35 colectivos del municipio, según el Consistorio.

La entrada en vigor de la medida aprobada permitirá revertir algunas de las consecuencias del transporte marítimo comercial, de las que se alertaba en el estudio de incidencia ambiental encargado por el Ayuntamiento. Así, se evitarán los episodios de oleaje inducido por los buques y se mejorará la seguridad de los bañistas en las playas cercanas.

Según el Ayuntamiento, la suspensión de los atraques permitirá también frenar el deterioro progresivo de la pradera de posidonia presente en la bahía y evitar los problemas de movilidad y ruido en la zona portuaria.