'¡Queremos dormir!' quiere que no se coma ni se beba al aire libre en el Casco Antiguo

  • El colectivo exige más presencia policial y “técnicos competentes”.
  • Pide una ordenanza contra el botellón.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE LOGROÑO
Plaza del Mercado de Logroño.
Plaza del Mercado de Logroño.
L. PRADO

La asociación ‘¡Queremos dormir!' ha presentado públicamente una batería de observaciones y opiniones para modificar la nueva ordenanza de protección medioambiental de Logroño.

El colectivo, que se autodefine como "vecinos del Casco Antiguo afectados por el ruido nocturno", pide que se impida "el consumo de bebidas o alimentos fuera del establecimiento, terraza o velador autorizado".

Según defiende la asociación, "es un hecho probado que eso genera molestias a los vecinos, especialmente graves en las zonas saturadas y a partir de las 24 horas". De llevarse adelante esta prohibición, el conflicto está asegurado con los hosteleros y los comercios de la zona puesto que en el Casco Antiguo de la capital es muy habitual ir de pinchos.

Estas tapas se consumen habitualmente fuera de los bares, al aire libre. Además, el centro histórico de la capital es prolijo en establecimientos que sirven alimentación -heladerías, kebabs, tiendas de chucherías, etc-.

Técnicos competentes

Por otro lado, ‘¡Queremos dormir!' exige que la nueva ordenanza garantice que no se superen los 20 decibelios de noche y los 23 durante el día tanto en los locales como en la calle. Para garantizar estos límites el colectivo pide "técnicos competentes" y una nueva maquinaria de medición.

El botellón no queda fuera de las reivindicaciones: se plantea una ordenanza específica para ello. Además, la asociación pide que las autoridades exijan "un comportamiento cívico en las zonas habitadas de la ciudad" y señala que "la mejor manera de hacer cumplir la ordenanza es con una presencia constante de policía uniformada y visible".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE LOGROÑO.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento