Misses segundonas, estrellas de primera

  • No siempre ganar el concurso de Miss España es garantía de éxito.
  • Algunas aspirantes que no triunfaron se han hecho muy famosas.
  • Mar Saura, Mónica, Lely Céspedes y Silvia Jato, entre otras, se presentaron al concurso y no ganaron.
Patricia Conde, Myriam Reyes, Mar Saura y Lely Céspedes ©KORPA
Patricia Conde, Myriam Reyes, Mar Saura y Lely Céspedes ©KORPA

No siempre ganar el concurso de Miss España supone una garantía para triunfar. Algunas Misses que representaron a sus respectivas provincias han alcanzado una enorme fama en nuestro país y les llueven las ofertas para trabajar en el mundo de la pasarela, la televisión o el espectáculo, mientras el nombre de otras que se consiguieron hacerse con la preciada corona ha pasado al olvido.

Patricia Conde, la presentadora de Sé lo que hicisteis..., programa que emite La sexta, es un buen ejemplo. En Telecinco, la cadena que retransmite la gala desde hace muchos años, alcanzó la fama gracias a su trabajo como reportera en el programa El Informal. De su faceta como Miss Palencia en 1999 no habla en el breve currículum introductorio de su página web, y sí de sus funciones escolares donde interpretaba el papel de gladiadora.

Un año antes de que Patricia Conde se presentara a Miss España, Vanesa Romero se hacía con el título de Miss Alicante. No ganó, pero el concurso le sirvió para convertirse en una reconocida actriz, modelo y presentadora. Actualmente es pareja de Alberto Caballero, sobrino de José Luis Moreno, y su jefe en la serie La que se avecina.

La bellísima Mar Saura fue Miss Barcelona 1992. Actualmente es una cotizada presentadora a la que nunca le ha faltado el trabajo. Su caso es similar al de Lucía Hoyos, Miss Sevilla 2003, o Silvia Jato, quien, como Miss Galicia, participó en el Festival de Miss España en 1989, donde obtuvo los títulos de Miss Nacional, como Primera Dama de Honor y Miss Fotogenia. En 1991 fue Primera Dama de Honor de Miss Europa.

Leli Céspedes, concursante de Supervivientes y personaje habitual en la prensa del corazón por su matrimonio, ya roto, con Ernesto Neyra, fue elegida segunda dama de honor en el concurso de Miss España 1992. La ganadora fue Eugenia Santana, y la primera dama de honor Miriam Reyes, imagen durante algún tiempo de Don Algodón y cotizada modelo.

No faltó quien comparó tan reñida final y sus resultados con los premios Planeta, donde los escritores finalistas igualan o superan en calidad al vencedor. Sobre gustos no hay nada escrito.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento