Por acuerdo unánime de los 45 parlamentarios que integran la Cámara, la Declaración que fue leída al comienzo de la sesión plenaria de este viernes por el presidente del Parlamento asturiano, Pedro Sanjurjo, pide el apoyo a programas de investigación y desarrollo en tecnologías de captura, almacenamiento y absorción de dióxido de carbono y gases de efecto invernadero y mantener en el horizonte del año 2050 la presencia de fuentes de energía de respaldo y de las centrales térmicas con criterios de garantía de suministro, competencia y precio de la electricidad.

También reclama del Ejecutivo que regule mediante un procedimiento ordenado, programado y consensuado con las comarcas mineras y los gobiernos autonómicos la generación de energía con carbón autóctono y los procesos de cierre, adaptación o diversificación de las centrales que lo usan para producir electricidad.

El Pleno de la Cámara defiende el mantenimiento de la actividad de la central térmica del Narcea y el rechazo a la solicitud presentada por la empresa Naturgy para el cese de su actividad y le reclaman que estudie opciones para su continuidad más allá de 2020 y la adaptación de sus instalaciones a los estándares de la directiva europea de emisiones industriales.

La Declaración respalda también la iniciativa de la Plataforma ciudadana, organizaciones sindicales y el comité de empresa en defensa de la continuidad de la central y cuantas acciones colectivas se emprendan "de forma colectiva, generosa y respetuosa" para la defensa del carbón autóctono en el mix energético.

De esta forma, el parlamento asturiano pide del Gobierno un proceso de transición energética aplicado progresivo y equilibrado y que favorezca la innovación tecnológica y el asentamiento de alternativas tecnológicas e industriales que potencien los recursos autóctonos, la tradición del sector energético y el empleo de calidad en Tineo y los concejos del suroccidente de Asturias.

Consulta aquí más noticias de Asturias.