Los disparos, que fueron dos y que uno acabó en el brazo de la víctima, tuvieron lugar el pasado 30 de diciembre en la calle Cardenal Cisneros de la ciudad de Salamanca, han informado fuentes policiales a Europa Press.

En aquella jornada, el herido dijo a los agentes que los disparos eran "por un problema de mujeres", ya que se había citado con un conocido y que al bajar a la calle se lo encontró, acompañado de otros dos jóvenes, y le disparó en dos ocasiones, y uno de los proyectiles acabó en su brazo.

A pesar de no querer recibir asistencia médica, los agentes comprobaron que tenía el brazo vendado y un orificio de entrada, sin salida, por lo que los policías le convencieron para ser asistido 'in situ' y posteriormente recibir asistencia hospitalaria, donde comprobaron que tenía alojado un proyectil del calibre 22.

La investigación permitió identificar al presunto autor de los disparos, sin poder localizarlo, por lo que se emitió una orden policial de detención, hasta que en la tarde del jueves, cuando el detenido se presentó en las instalaciones policiales para formular una denuncia por sustracción o pérdida de su DNI, fue apresado.

El detenido ya ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia y continúa abierta la investigación inicial hasta "el total esclarecimiento de los hechos", ha apuntado la Comisaría Provincial.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.