Espaguetis de calabaza a la carbonara
Espaguetis de calabaza a la carbonara  EMMA GARCÍA

Antes de que los propósitos que hicimos para el año nuevo caigan en el olvido, vamos a seguir con las recetas ricas, sanas y económicas. Estos espaguetis de calabaza encajan perfectamente en la lista y además están buenísimos.

Una forma original de comer calabaza, uno de nuestros ingredientes favoritos del invierno, y que ya hemos usado en muchas otras recetas. 

Y si la calabaza no nos acaba de convencer, podríamos preparar la misma receta con espaguetis de calabacín o unas verduras salteadas, porque aunque la carbonara tradicionalmente se prepara con pasta podemos usarla también para platos con hortalizas.

Ingredientes

  • 250 gr. de tiras de calabaza (tipo violín o cacahuete) sin piel ni pepitas
  • 3 yemas de huevo
  • 150 gr. de queso pecorino (o parmesano si no encontramos pecorino)
  • 100 gr. de bacon (la receta original lleva guanciale pero es difícil de encontrar por aquí)
  • Unas hojas de albahaca (opcional)

Preparación

Lo ideal para hacer este plato es tener una de esas maquinas (espiralizador) que sacan espaguetis de prácticamente cualquier verdura. Para la calabaza, por su tamaño y dureza, necesitaríamos uno un poco bueno para que aguante. Si no es el caso, toca tirar de un poco de mañana y paciencia.

Podemos usar un pelador normal y sacar unas láminas de calabaza y después con un cuchillo hacemos la forma de espaguetis (de tallarines más bien). El proceso es más lento y muchas tiras se rompen, pero con un poco de tiempo sacaremos para un par de platos que es lo que necesitamos.

Cuando tenemos los espaguetis de calabaza los hacemos al vapor, con un cestillo o el accesorio de algún robot de cocina. También podríamos hacerlos al microondas. No utilizaremos la sartén para evitar que se rompan.

Mientras se hacen los espaguetis de calabaza, cortamos el bacon en tiras y lo ponemos en una sartén antiadherente sin aceite (el bacon soltará su propia grasa). Dejamos que el bacon se haga lo suficiente hasta quedar crujiente, lo pasamos a un plato y reservamos. Dejamos el aceite que ha soltado en la sartén.

Batimos las 3 yemas. Aunque la receta original lleva huevo completo y yema extra, en esta ocasión utilizaremos solo yema para que cuaje más rápido. Rallamos el queso pecorino o parmesano con un rallador y añadimos el queso al bol con las yemas batidas.

Calentamos el aceite que ha quedado en la sartén del bacon, echamos los espaguetis de calabaza que hemos hecho al vapor, dejamos que se calienten y apagamos el fuego. Añadimos la mezcla de yema con queso y removemos con mucho cuidado. Podemos añadir un poco de sal pero con el aceite del bacon y el queso ya queda bastante salado. La pimienta molida sí es aconsejable en la carbonara.

Servimos y añadimos por encima unos trocitos de bacon crujiente con unas hojas de albahaca. La salsa carbonara no lleva albahaca, pero a la calabaza le queda muy bien.