Un nuevo testigo explica que el monje Soler abusó de él después de un cáncer y de un intento de suicidio

Víctimas de abusos.
Víctimas de abusos.
EFE

Un nuevo testigo ha explicado al diario 'El Periódico' que el monje de Montserrat Andreu Soler abusó de él después de sufrir un cáncer de huesos entre los 13 y los 15 años y de haberse intentado suicidar.

A Raúl P. le habían amputado una pierna y se sentía marginado por su entorno. Sufría una grave depresión y le presentaron a Soler para animarlo cuando tenía 19 años.

El monje, según su relato, le tocó los genitales y él se apartó. Después le cogió la mano y la posó sobre los suyos. El joven se volvió a apartar. Soler dijo entonces: "Al final siempre haceis mismo" y se masturbó delante de él.

Raúl P. no lo explicó a nadie, pero volvió a intentar suicidarse después de aquello. Es el noveno testigo público contra el mismo monje.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento