Universidades, Medio Ambiente
Universidades, Medio Ambiente EUROPA PRESS

Con motivo de la obtención de este reconocimiento, la Universidad ha organizado este miércoles una jornada sobre la contribución del recién estrenado edificio al desarrollo sostenible en la que han participado el vicerrector de Patrimonio e Infraestructuras, Julio Grijalba, y la directora de certificación de Green Building Council España, Sonia Moreno.

Además, el Aulario de IndUVA ha logrado recientemente dos importantes reconocimientos: el Gran Premio de Construcción Sostenible-Construction21-2018 en Katowice y el primer premio de Construcción Sostenible de Castilla y León-Equipamientos 2018.

Se trata de un edificio de nueva construcción integrado en un campus en rehabilitación que cuenta con una superficie de cerca de 6.000 metros cuadrados y con capacidad para acoger a 2.500 estudiantes, lo que genera una alta carga interna. "Esto ha supuesto el principal reto para diseñar un edificio de consumo de energía prácticamente nulo", ha reconocido Grijalba en declaraciones recogidas por Europa Press.

Por otro lado, el vicerrector de Patrimonio ha explicado que el edificio se ha realizado mediante un diseño completamente integrado con su entorno cultural, medioambiental, técnico, económico y social. "Sus soluciones innovadoras en sistemas pasivos en combinación con el uso de energías renovables y un cuidado control de la vegetación, climatización e iluminación han logrado una alta eficiencia energética", ha señalado.

Desde un punto de vista pasivo, ha agregado, la sostenibilidad del edificio tiene que ver con el gasto energético y el impacto ambiental de cada uno de los materiales utilizados o la respuesta que la arquitectura ofrece al aislamiento o a la contaminación. De este modo, se busca el "mayor aprovechamiento" a través de medidas como los pozos canadienses, que permiten refrigerar el edificio de manera "gratuita y natural".

Sin embargo, ha recordado que no solo se debe tener en cuenta la certificación del edificio, sino también la de las "actitudes sostenibles", pues el objetivo último es el "bienestar de los usuarios".

En este sentido, su concepción como edificio sostenible también permite abordar una alta calidad ambiental interior, además de considerar la biodiversidad y el ciclo del agua a fin de demostrar la importancia de los edificios en la economía circular.

VALLADOLID, PIONERA EN APUESTAS SOSTENIBLES

El Aulario de IndUVA es el segundo edificio que ha obtenido la máxima puntuación de la certificación verde de GBC junto al LUCIA, situado en el campus Miguel Delibes.

Según ha apuntado Sonia Moreno, Valladolid cuenta con una "gran concentración" de profesionales que "da luz" a la arquitectura. Además, en el conjunto de España, la capital vallisoletana es una de las ciudades "pioneras" junto a Barcelona, en su apuesta por la edificación sostenible.

En concreto, ha señalado la UVA como institución "innovadora y rompedora" en este ámbito. "Hay otras universidades que también trabajan la sostenibilidad de sus edificios, pero la ventaja que lleva la UVA es lo que pesa a favor de su liderazgo", ha destacado.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.