«Yo ordené grabar el pleno y pido disculpas por ello»

El jefe de la Policía Local, Luis Viciana, asume el «error» de no haber avisado al alcalde, aunque dice que la actuación fue legal. Sopesa dimitir
Luis Viciana compareció ayer con gesto apesadumbrado.
Luis Viciana compareció ayer con gesto apesadumbrado.
Maldonado
«Me gustaría pedir disculpas a todos los ciudadanos presentes en el pleno que fueron captados por la cámara y que se sientan agredidos por salir en las imágenes. No hubo ánimo de hacer daño».
 
Luis Viciana, jefe de la Policía Local de Granada, llegó solo y se fue solo después de dar explicaciones, «invitado a hacerlo» por el alcalde, José Torres Hurtado, y el concejal de Seguridad Ciudadana, José Antonio Balderas, que no le acompañaron. El máximo responsable de la Policía reconoció ayer que cometió un «error» al no comunicar ni al alcalde ni a Balderas su orden de que un policía de paisano grabase el pleno del pasado viernes.
 
Dijo que actuó así «dada la premura, pues una información confidencial nos avisó momentos antes del pleno de que podían producirse graves altercados». El objetivo era grabar el comportamiento de los colectivos ciudadanos presentes y de la actuación de los agentes «cuya imagen ha sido denostada últimamente». Si bien, afirmó que la grabación se realizó «observando rigurosamente la ley» que, según dijo, permite grabar en espacios públicos sin autorización si se realiza con carácter urgente.
 
La cinta está custodiada
 
Viciana aseguró que la cinta, que podrán ver los ciudadanos afectados, está custodiada por la Subdelegación del Gobierno, a la que se informó de la actuación el pasado lunes para que se lo notificara a la comisión de videovigilancia.
 
Pese a estar «sopesando la posibilidad» de dimitir, aclaró que no encubre al equipo de Gobierno: «En los últimos 22 años he servido a la Policía, 15 de ellos en la jefatura, bajo gobiernos de distinto signo político. No le debo nada a nadie y a ocho días de jubilarme no voy a tirar por la borda mi carrera». Y añadió: «No me siento ni apoyado por el alcalde ni desautorizado». Fue el primer edil quien ordenó parar la grabación.
 
Por su parte, los grupos de la oposición (IU y PSOE) se mostraron indignados «si realmente el jefe de la Policía Local actuó por su cuenta», exigieron su cese y al alcalde y a Balderas que «asuman sus responsabilidades políticas» porque, para ellos, Luis Viciana es sólo la cabeza de turco.
 
Utilizados por los políticos
 
Las aguas andan revueltas. El secretario general del Sindicato Independiente de la Policía Local (SILPG), Miguel García Rubiño, dijo que se sienten «utilizados por los políticos», que empañan su imagen y que «generan desconfianza en los ciudadanos». Sobre todo, a raíz de la denuncia del concejal de IU, Manuel Morales, de la existencia de un «grupo de policías con tintes xenófobos y racistas». Contra él irán al juzgado hasta 200 agentes, que lo denunciarán por injurias. Hoy se manifiestan en la plaza del Carmen.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento