Un cartel anuncia nada más entrar por la puerta que mañana hay reunión de vecinos. Pero a diferencia de otras comunidades, la de Julián Humanes compartirá un aperitivo y se intentarán conocer mejor. «No se trata sólo de vivir en el mismo edificio, sino de ayudarnos y de ser como una gran familia», asegura uno de los inquilinos.

Son 17 apartamentos en La Pilarica, 14 para jubilados y 3 para estudiantes universitarios -el último se incorporó ayer mismo- que, a cambio de no pagar alquiler, ayudan a sus vecinos. «Por ahora, estamos gestionando pequeñas reparaciones y ayudando en mudanzas, pero tenemos muchas ideas. Queremos organizar encuentros cada 15 días y poco a poco ir haciendo piña», cuentan los estudiantes, seleccionados por la Univerisdad.

A muy buen precio

Como el objetivo es la convivencia, tienen varios espacios comunes, como una sala de lectura con ordenadores, «ya veremos si ponemos una tele, hay que pensarlo», comentan.

Los apartamentos están completamente amueblados, «casi 45 metros cuadrados para uno sólo está muy bien, yo animaría a mucha gente mayor a que, si hacen más casas como estas, se apunten sin dudarlo».

Los mayores sí que pagan por el alquiler, aunque entre las ayudas municipales y las de la Junta, les puede salir la vivienda por unos 200 euros al mes, «a mi me han dado la vida, porque estaba de favor con unos amigos y no tenía para una vivienda libre. Esto es una buena idea».

Juan y Jean. Jubilado y estudiante gabonés. 66 y 26 años.

«Vamos a hacer un huerto»

TETSIMONIO«Todavía tenemos que conocernos mejor. Tenemos muchas ideas para mejorar la convivencia, entre ellas, la de hacer un huerto y también vamos a preparar clases de informática».

Jesús y Priscila. Jubilado y estudiante de Brasil. 63 y 23.

«Ya es casi como una hija»
ZDCFB
«Nos gustaría que fuera como una segunda familia. No ser vecinos de hola y adiós, sino que haya sintonía. De hecho, aunque llevamos poco tiempo, para mi ya es casi como una hija».