"Detenme, soy un ladrón"
La percha delató al ladrón. ARCHIVO
Un anciano alemán que escondió un traje robado bajo su ropa al salir de una tienda en Aachen (al oeste del país) fue pillado por la policía al olvidar quitar la percha de la prenda.


El hombre dijo al salir de la tienda que había decidido no comprar nada, pero el vendedor se dio cuenta del bulto que producía la percha y le pidió explicaciones.

La Policía, asombrada por la torpeza del ladrón, ha explicado que "sólo un cartel con la leyenda "Detenme, soy un ladrón" podría haber hecho al hombre más inexperto" en las tareas del hurto.