Colón
Retrato de Cristóbal Colón. AGENCIAS
El saber no ocupa lugar, dice el refranero popular. No obstante, si no fuera así, en el caso de los jóvenes estadounidenses sus conocimientos ocuparían más bien poco, y es que, según un estudio del Instituto Americano de Empresa, el 25% de los menores de 17 años de este país desconoce quién fue Adolf Hitler o contra quién luchó EE UU en la Segunda Guerra Mundial.

"Son demasiados los jóvenes de este país que carecen de los conocimientos básicos", explicó alarmado este martes Frederick Hess, presidente de dicho organismo. Para hacer su informe, el Instituto Americano de Empresa, un centro de investigación conservador realizó una encuesta entre 1200 jóvenes.

Esta situación es inaceptable. Las escuelas deberían enseñar las grandes ideas

Éstos debían responder 33 preguntas de cultura general, cómo por ejemplo, quién fue Hitler. 300 de ellos no supieron contestar, y el 10% lo identificó como un fabricante de armas en lugar de un dictador nazi.

También resultó sorprendente su conocimiento acerca del descubridor de su continente, y es que un 26% consideró que Cristóbal Colón llegó a América después del año 1750, más de dos siglos y medio después de su travesía de 1492. Más alarmante aún fue la respuesta del 2%, que aseguró que Colón cruzó el Océano Atlántico después de 1950.

"Esta situación es inaceptable. Las escuelas deberían enseñar las grandes ideas, las polémicas y los grandes acontecimientos que constituyen los cimientos de nuestra nación", afirma el autor del informe.

Job y Edipo, unos desconocidos

Menos de la mitad de los jóvenes estadounidenses sabe identificar el período dentro del cual estalló la Guerra de Secesión (1861-1865), mientras que los personajes bíblicos o mitológicos como Job o Edipo resultan desconocidos para más de la mitad de los encuestados.

En el campo de la literatura clásica americana, los resultados de la encuesta son aún más decepcionantes. La mitad de ellos no identifica la novela de George Orwell 1984, mientras que un 25% desconoce que La Cabaña del Tío Tom se inclina hacia la abolición de la esclavitud.