PSOE: Empleo estable y apuesta por la innovación

Mucho optimismo destila el programa económico socialista, puesto que prevé crecimientos anuales del PIB andaluz superiores al 3%. Para ello se considera fundamental aumentar el tejido productivo, de modo que anuncia la creación de 65.000 nuevas empresas en los próximos cuatros años. Además, trabajarán para triplicar el gasto en I+D. En materia laboral, el objetivo es lograr el pleno empleo, pero no en esta legislatura, y prometen 400.000 nuevos contratos indefinidos.

PP: Lograr el sueño del pleno empleo

En 2012 se comprometen a conseguir el pleno empleo en Andalucía, mediante la creación de 750.000 puestos de trabajo, con lo que se llegaría a los cuatro millones de ocupados. Una de las medidas más llamativas es que reducirán el tiempo de trámites a la hora de crear una empresa, de modo que sólo será necesaria una semana. Respecto a la fiscalidad, plantean bajadas del IRPF para las familias, discapacitados y pensionistas, además de eliminar el impuesto de sucesiones.

IU: Más impuestos para proteger el entorno

Una auténtica revolución tributaria. Esto es lo que plantea IU en su programa, sobre todo para proteger el medio ambiente. Plantean poner un impuesto sobre los campos de golf, un tributo progresivo a las empresas en función de lo que contaminan y una ecotasa a los turistas. También impondrán un gravamen a los propietarios de viviendas vacías y a las grandes superficies comerciales. También pretenden reducir la precariedad laboral y eliminar o limitar las horas extraordinarias.

CA: Una obsesión: converger con Europa

«Nuestro principal objetivo económico es la convergencia con la Unión Europea (UE)». Así resume el programa de los andalucistas sus principales tesis en materia económica para Andalucía. Coalición Andalucista aboga por igualar a la región con el resto del viejo continente en aspectos como la renta, los salarios, el paro o las pensiones. Al igual que el PP, aseguran que conseguirán el pleno empleo en la próxima legislatura, al mismo tiempo que se comprometen a reducir al 50% la temporalidad en el mercado laboral.