Presentan 13 alegaciones al proyecto. La Gerencia  de Urbanismo ha elaborado un  informe de alegaciones, en concreto 13, al trazado de la futura Autovía Badajoz-Granada (A-81), que sustituirá a la N-432 a su paso por la capital. Entre ellas, ampliar la calzada de la antigua N-IV hacia Córdoba hasta el campus de Rabanales y hacia Alcolea. El informe alega que «el nuevo acceso a la ciudad generará tráficos más intensos en la Nacional IV, que difícilmente soportará la carretera con su situación actual».

Propone también doble calzada en la N-432 desde su enlace con el nuevo trazado de la A-4 e inicio de la A-81 hacia Granada, hasta la actual autovía A-4. Además, se solicita que la nueva Variante Sur de la A-4 se priorice respecto a otros tramos, considerando la mayor intensidad de tráfico que soportará.