Nissan ve con buenos ojos el acuerdo conseguido con los sindicatos, tal y como hizo público ayer el director de comunicación corporativa de la empresa, Alfredo Castaño. Aunque las mismas fuentes creen que falta personal temporal que se adapte a la producción de la multinacional de la automoción en Barcelona.