El Centro Médico Alcalá 619 deberá indemnizar con 27.278 euros por daños y perjuicios a José R.P., un paciente a quien se le colocaron unos implantes bucales, al considerar la Audiencia Provincial de Madrid que hubo mala praxis en la primera intervención y negligencia al no retirarlos posteriormente tras la aparición de las primeras molestias, según informó hoy la Asociación El Defensor del Paciente.

"Consta acreditada la conducta culposa o negligente de los profesionales médicos de la clínica"

El caso se remonta a octubre de 2002, cuando José R.P. acudió a la Clínica Alcalá 619, conocida como 'Clínica Jaca' de Madrid, para someterse a una intervención de colocación de implantes submaxilares con prótesis para poder desterrar su dentadura postiza.

Como consecuencia de la intervención, el paciente comenzó a sufrir problemas de intolerancia, molestias, inflamación, rechazo de un implante y pérdida de peso. En julio de 2003, la Clínica procedió a colocar la prótesis sobre los implantes, lo que acentuó la limitación de la movilidad lingual, la masticación y la fonación, y causó más dolor y molestias al José R.P., quien tuvo incluso que ingresar por Urgencias en el Hospital de La Princesa ese mismo mes.

Finalmente, once meses después de su primera intervención un maxilofacial de Madrid le retiró los implantes y le colocó unos nuevos, después de lo cual no volvió a sufrir problema alguno. La sentencia establece, según la Asociación El Defensor del Paciente, que "consta acreditada la conducta culposa o negligente de los profesionales médicos de la clínica", por lo que deberá pagar más de 27.200 euros al demandante.