El 88% de los jóvenes tiene a grupos radicales cerca
El Vega de Prado organizó un taller con sus alumnos.(Pablo Elías)
La sociedad se está intentando concienciar del problema que supone la violencia en las aulas pero, ¿qué pasa cuando los jóvenes salen del instituto? Ahí, en la calle, en el barrio o en la discoteca es donde más situaciones conflictivas se producen y los propios chicos lo reconocen.

Además, esa violencia viene provocada por grupos violentos. Así, un 88% de los adolescentes de Valladolid conoce o ha visto a grupos radicales en su barrio o en el centro escolar, según una encuesta realizada entre los jóvenes de 14 a 18 años de la ciudad por Movimiento Contra la Intolerancia.

Las bandas mayoritarias son las nazis, que conocen un 41,9% de los encuestados, seguidas por los latins, en un 30,8% de los casos; los sharp (extrema izquierda), en un 12%; los que llevan vestimenta bakaladera, en un 5%, y otro tipo de bandas (17%).

El lugar en el que más abundan son en las zonas de ocio, según afirma un 57,2% de los jóvenes, aunque también están en el barrio, allí los conoce un 28,4% de los encuestados, y en los alrededores del instituto.

Pese a que ése es el dato más impactante de la encuesta, el informe habla también de que un 68% de los estudiantes ha sido testigo de agresiones físicas a compañeros y el 65% ha visto amenazas o intimidaciones.

Por otra parte, y en lo que se refiere a las vivencias personales, el 51% de los estudiantes reconoce que ha sido insultado en alguna ocasión, un 40% que ha sido objeto de burlas y un 2% que recibe amenazas a menudo.

Estas cifras bajan cuando se habla de agresiones físicas, una situación que ha sufrido un 8% de los encuestados en alguna ocasión.

4 preguntas a...

O. Hurtado movimiento contra la intolerancia

1¿Ha aumentado la violencia en las aulas?

No, se conoce más. Lo que sí está claro es que sí ha subido la violencia psicológica. Por ahí se empieza.

2 ¿Qué hacen los chicos que son testigos de peleas o insultos?

Muchos optan por solucionar las cosas con diálogo. Pero aún hay un 12% que reconoce que no haría nada en una situación conflictiva. Hay que trabajar con esos alumnos. Deben mirar más a sus compañeros y saber si les pasa algo.

3 ¿Hay más violencia entre los chicos o entre las chicas?

Se da por igual, aunque las chicas tienen más casos de violencia psicológica. Por otra parte, ellas, en la adolescencia, son más maduras y saben tratar estas situaciones sin llegar a las manos. Hablan más.

4 ¿A la violencia se responde con violencia?

Eso sigue siendo muy común. Lo bueno es que ya hay muchos que intentan hablar.

«Los que llevan navaja creen que son guays»

10 centros participarán en la campaña Algunas bromas no hacen reír Ô «Si me pegan, yo me defiendo como puedo». Así respondieron ayer algunos alumnos del IES Vega de Prado en el taller organizado dentro de la campaña Algunas bromas no hacen reír, que irá a 10 centros.

Los estudiantes fueron claros. Reconocieron que ven a menudo situaciones de violencia, la mayoría fuera de las aulas, y que saben que la solución es el diálogo y pedir ayuda a un adulto, aunque no siempre lo aplican. Tienen claro que si tuvieran un problema se lo contarían a sus amigos, los primeros, o un profesor, pero, casi nunca, a los padres.

Aunque muchos creen que en Valladolid no hay violencia escolar grave, otros saben de chicas que no quieren ir a clase porque les pegan o han visto insultos o burlas contra sus compañeros.

El caso más extremo lo contó un alumno que había sido amenazado con una navaja al salir de un centro. «Los que llevan navajas se creen que son guays», lamentaron todos, muy conscientes de que hay muchas.