Según el anteproyecto, esta actuación cuenta con un presupuesto total de 6,4 millones de euros, de los cuales ya figuran como consignados en 2017 y 2018 algo menos de un millón. La previsión plurianual recoge partidas presupuestarias hasta el ejercicio 2021.

En el caso de 2019, la previsión de gasto es de 2,5 millones de euros para un proyecto presentado en octubre de 2017 por el exsecretario de Estado del Gobierno del Partido Popular, el vallisoletano Tomás Burgos.

Esta actuación presenta un ya extenso recorrido, desde que en 2013 el anterior equipo de Gobierno municipal, del 'popular' Francisco Javier León de la Riva, y la Seguridad Social iniciaban los trámites para la cesión de este inmueble a la entidad estatal, pese a la posición contraria de colectivos vecinales del barrio de Rondilla y de los partidos, entonces en la oposición, PSOE e Izquierda Unida.

Ya con el actual Gobierno municipal de socialistas y Valladolid Toma la Palabra, la TGSS siguió adelante con el expediente de ruina y la intención de derribar el inmueble, pese a que a primeros de agosto de 2016 vecinos de la zona se concentraron junto al mismo para evitar las obras. Finalmente, se iniciaron los trabajos de demolición el 4 de agosto de ese año.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.