Un total de 21 contenedores ardieron este fin de semana en la ciudad de Valencia, la mayoría de ellos durante la madrugada del domingo y en calles del barrio de Algirós, según fuentes de los Bomberos. La quema intencionada de contenedores y coches es frecuente los fines de semana en Valencia, por lo que la Policía Nacional y la Local establecieron a finales de 2007 un dispositivo de vigilancia para evitarlos. La cifra de 21 contenedores quemados en una sola noche supone un récord, ya que lo habitual es que no sean más de cinco. La Policía ya ha identificado a seis sospechosos.