Simancas se despide de la Asamblea: "Yo sí he logrado entrar en las listas"

  • El parlamento regional lo despidió ayer con un emotivo aplauso.
  • Concurre a las elecciones generales como número diez por Madrid.
  • Dice que en la Asamblea vivió los "peores momentos" de su vida política.
Rafael Simancas señala la estación del metro de Madrid con su nombre (Jorge París)
Rafael Simancas señala la estación del metro de Madrid con su nombre (Jorge París)
Jorge París

La Asamblea de Madrid brindó ayer una emotiva despedida al socialista Rafael Simancas, que dijo adiós a la Cámara autonómica entre los aplausos de los diputados del PP, el PSOE e IU, después de que la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, le dedicara unas palabras de "aprecio político".

Simancas, que concurre a las elecciones del 9 de marzo como número diez de la lista del PSOE al Congreso por Madrid, aprovechó parte de su tiempo en una de las preguntas al Gobierno para pronunciar un metafórico discurso de despedida, en el que afirmó que él sí ha "logrado entrar en las listas, a diferencia de Raúl González y de algún aspirante a don Carnal que hay por ahí".

"No sé si en el Congreso jugaré de delantero centro o de defensa, pero no jugaré de extremo derecho.
El que
durante siete años y portavoz de su grupo en la Asamblea durante casi cinco bromeó al señalar que se va al Congreso "con el número diez, el de los cracks, el de Kun Agüero y Robinho".

"No sé si en el Congreso de los Diputados jugaré de delantero centro, de defensa, o si seré utillero o recogepelotas, pero tengan por seguro que no jugaré de extremo derecho", le dijo Simancas a los diputados regionales. Continuando con el símil deportivo, el ex portavoz socialista ha afirmado que siempre jugará "en el equipo del interés general de todos los madrileños, bajo los colores de la libertad, la solidaridad y la justicia".

Los peores momentos de su vida

Tras asegurar que echará de menos la Asamblea, reconoció que en esta Cámara ha vivido los "peores momentos" de su vida política y ha aludido a lo que se conoció como el "tamayazo", al señalar los bancos del Gobierno con el dedo y referirse a los momentos "extraordinariamente duros" que vivió sentado allí.

Simancas, cuya última iniciativa en la Asamblea versó sobre las personas con discapacidad, quiso simbolizar con ello su "afán durante cinco años por hacer del Parlamento regional el canal para las demandas y la solución a los problemas de los que no tiene de todo, de los sectores especialmente vulnerables de la sociedad madrileña".

A su lado, la que fuera su portavoz adjunta y mano derecha, Ruth Porta, se esforzaba sin conseguirlo en contener las lágrimas que le caían a medida que Simancas avanzaba en su discurso. La presidenta Esperanza Aguirre le manifestó su "aprecio político desde la discrepancia" y ha afirmado que Simancas "ha demostrado siempre la lealtad a sus ideas y la fidelidad a sus principios".

Tras apuntar en tono de broma que "de momento" Simancas asiste por última vez a una sesión de la Asamblea, la presidenta se mostró convencida de que para los madrileños es una "buena noticia que Rafael Simancas vaya a defender al Parlamento de la nación sus ideales, que siempre han conciliado la defensa del socialismo y la defensa de España como nación de ciudadanos libres e iguales"

Mostrar comentarios

Códigos Descuento