De esta forma, una año más y según datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística se confirma la pérdida de población en la provincia de Jaén que en la última década ha disminuido en más de 29.000 habitantes al pasar de 667.438 euros en 2008 a 638.099 en 2018.

Municipios del área metropolitana de Jaén como Torredonjimeno, Torredonjimeno o Los Villares también pierden población respecto a 2017 mientras que se dan ligeros crecimientos en Mancha Real que pasa de 11.265 vecinos empadronados a

11.322, o La Guardia de Jaén que registra ya 4.965 habitantes frente a los 4.931 de 2017.

En el caso de las grandes ciudades de la provincia, Linares pierde 638 habitantes y se sitúa en 2018 en 57.811. En la última década, el municipio de Linares acumula ya 3.529 vecinos menos. Andújar también ve reducida su población en 498 habitantes y se sitúa en 37.113 habitantes. Úbeda también pierde 131 vecinos empadronados al contar con 34.602 habitantes, mientras que Martos ni pierde ni gana respecto a 2017 y se queda con 24.207 habitantes.

El descenso demográfico también se registra de forma sostenida en los pueblos de sierra como Siles, Torres u Orcera. Larva, como uno de los municipios más pequeños de la provincia, también pierde población y se sitúa en 482 habitantes frente a los 486 de 2017. También Espeluy reduce su población y se queda con 643 habitantes frente a los 666 de 2017.

Consulta aquí más noticias de Jaén.