Así lo ha indicado la institución universitaria en una nota en la que ha detallado que para ello es necesario abordar otros aspectos como la brecha digital, la falta de conectividad y acceso en muchos territorios rurales y otros aspectos sociales que afectan a la adopción de tecnologías digitales.

Desira ha sido aprobado dentro del Reto Social 2 'Digitalización y Economía/Sociedad Rural' del programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea, concretamente en la convocatoria de Rural Renaissance. La Unión Europea (UE) pretende, a través de esta convocatoria, acentuar el potencial económico, social, cultural y natural de las áreas rurales, aumentando el desarrollo económico y la innovación a través del uso de nuevas tecnologías.

Así, Desira nace en la búsqueda de estrategias para conseguir ese objetivo que es donde se hace necesaria la identificación de la situación actual de las áreas rurales en cuanto a digitalización y cómo agregar estas nuevas tecnologías para que apoyen la innovación y el desarrollo rural en el territorio.

El equipo de investigación de la UCO que trabajará en el proyecto está liderado por la delegada del rector para Proyección Internacional, María del Mar Delgado, y cuenta con la participación de los profesores del Departamento de Ingeniería Forestal Rafael Navarro y Guillermo Palacios.

Con una financiación de cinco millones de euros, los 25 socios del consorcio coordinado por la Universidad de Pisa (Italia) estudiarán durante cuatro años los impactos socioeconómicos de la digitalización en la agricultura, las zonas forestales y las áreas rurales de 15 países de la Unión Europea.

Desira ha sido diseñado teniendo en cuenta la participación de diferentes actores como empresas, gestores políticos, representantes institucionales y habitantes de las zonas rurales a través de herramientas como 'Living Labs' y Foros Digitales Europeos.

Las redes de cooperación entre todos estos integrantes será lo que permita alcanzar objetivos como la mejora de la capacidad de la sociedad e instituciones políticas para dar respuesta a los retos que la digitalización genera en las áreas rurales, forestales y agrícolas en los próximos diez años.

La construcción de una base metodológica que permita evaluar el impacto socioeconómico pasado, presente y futuro será lo que permita reconocer estrategias y trabajar en la dirección correcta para estimular el desarrollo socioeconómico y la mejora de la calidad de vida en los escenarios planteados.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.