Terrenos de la calle Castilla tras el derribo de tres edificios de Adif
Terrenos de la calle Castilla tras el derribo de tres edificios de Adif AYUNTAMIENTO - Archivo

Los trabajos, que tienen un plazo de ejecución de seis meses y comenzarán a principios del próximo año, permitirán poner a disposición de los vecinos unos 2.000 metros cuadrados de superficie.

Será, según el Ayuntamiento, el "anticipo" de los espacios que ganará la ciudad con el proyecto de la segunda fase de la integración ferroviaria, que afectará en total a 84.600 metros cuadrados.

En esta primera zona que se libera para uso ciudadano, el Ayuntamiento va a crear una zona estancial, incorporando mobiliario urbano, espacios ajardinados, nueva iluminación -tanto en altura como en el suelo- y un área de juego para los más pequeños.

La zona en la que se va a intervenir ocupa una superficie de unos 10 metros de ancho y casi 200 metros de longitud, y contará con un cerramiento singular que evitará la barrera visual y física que existía anteriormente.

"Con este proyecto los vecinos de Castilla-Hermida dispondrán de un nuevo espacio de reunión y confluencia hacia el centro, un recorrido peatonal salpicado de pequeños espacios estanciales que posibilitará tanto el tránsito, como el paseo y la estancia", destaca el Ayuntamiento.

La actuación supone un paso más en la transformación urbana que está experimentando la zona de Castilla-Hermida, con el paseo marítimo, la reforma del parque de La Marga, el carril bici o la conexión peatonal con la calle Alta y la Peña del Cuervo.

PROYECTO

El proyecto planteado para los terrenos ocupados hasta ahora por los edificios de ADIF contempla la incorporación de mobiliario urbano y zonas ajardinadas, con plantaciones y arbolado, convirtiendo la vegetación en elemento vertebrador.

Además, se dotará el espacio de una nueva iluminación de acuerdo con las necesidades lumínicas, que haga de este espacio un lugar apetecible incluso en horas sin luz natural.

El diseño propone un gran espacio condicionado por los recorridos y vertebrado por las zonas verdes que favorecerán la función de filtro frente a la alta densidad de vehículos que soporta la zona de la calle Castilla y que contemple además el límite con el área ferroviaria.

Junto a la acera se creará una alineación de arbolado sobre parterres de diferentes tamaños, aprovechado plantaciones en los mismos para que sirvan de barrera en áreas específicas como, por ejemplo, las de los juegos infantiles.

Además, se ha apostado por un pavimento singular y la creación de microespacios que salpiquen todo el paseo para evitar la monotonía que llevaba consigo la acera existente y el cerramiento opaco del espacio ferroviario.

El proyecto contempla 645 metros cuadrados de nuevas zonas verdes, una zona infantil de 144 metros cuadrados, 73 nuevos árboles (cerezos, perales de flor, abedules, arces y magnolias), 1.435 arbustos, 13 nuevas farolas LED, bancos, papeleras y juegos para los niños.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.