Incialmente su situación clínica es "favorable" ya que se encuentran "estabilizados y en observación", según han confirmado las mismas fuentes.

Aún así, por precaución se ha cortado el agua del pueblo y la Guardia Civil ha acotado la zona, aunque desde la propia Subdelegación aseveran que "no parece haber peligro".

Consulta aquí más noticias de Palencia.