La líder opositora birmana y Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, no podrá presentarse a las elecciones generales anunciadas para 2010 porque su difunto marido era extranjero, según el ministro de Exteriores, el general Nyan Win.

Nyan Win así lo comunicó ayer al jefe de la diplomacia de Singapur, George Yeo, durante una reunión informal de cancilleres de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático celebrada ayer en la ciudad-estado, informó hoy el diario singapurés "The Straits Times".

El ministro birmano precisó a Yeo que la nueva Constitución prohibirá expresamente concurrir a los comicios a quienes tengan o hayan tenido matrimonios con extranjeros o cuyos hijos dispongan de pasaportes de otro país, como sucede con los de Suu Kyi.

Premio Nobel de la Paz

La jefa de la Liga Nacional por la Democracia (LND), el principal partido de la oposición en Birmania, se casó en 1972 con el profesor universitario británico Michael Aris, quien murió de cáncer en 1999 lejos de su esposa, pues la Junta Militar le negó un visado para visitarla.

Suu Kyi, distinguida con el premio Nobel de la Paz en 1991, se encuentra bajo arresto domiciliario desde el 2003 y ha permanecido en esta situación durante 15 de los últimos 18 años.

La llamada Convención Nacional concluyó la redacción del borrador de Carta Magna que será sometido en mayo a una consulta popular, el primer paso de la "hoja de ruta" hacia la democracia que tiene previsto concluir con la celebración de elecciones libres en 2010, anunció ayer Aung Toe, presidente del Tribunal Supremo.

No obstante, los monjes, los estudiantes, las minorías étnicas y la LND aseguran que boicotearán el referéndum mientras continúe la represión de la disidencia, pues consideran que la Constitución sólo servirá para prolongar el mandato de la Junta Militar.