Fotograma de un avance de la serie 'Baby'
Una de las protagonistas de la serie italiana de Netflix, 'Baby', se pinta los labios frente al espejo. NETFLIX

El Centro Nacional de Explotación Sexual (NCOSE, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos considera que la serie Baby de Netflix promueve la trata de blancas.

Basada en hechos reales, la ficción cuenta la historia de dos adolescentes adineradas que son arrastradas al inframundo de Roma (Italia). En la historia real, la madre de una de las chicas fue arrestrada por tráfico sexual.

Según la organización, Baby muestra la prostitución infantil "como si tuviese glamour" y 55 víctimas firmaron, a principios de año, una carta de NCOSE en la expresaban a Netflix su preocupación por la emisión de la serie.

No obstante, la plataforma de streaming no ha manifestado su intención de no emitirla y desde NCOSE les han atacado: "Claramente, Netflix prioriza las ganancias económicas sobre las críticas de las víctimas".

Ver esta publicación en Instagram

«Идеальная жизнь, на первый взгляд» “Детка” уже на Netflix💖 (Видео: @baby_netflix ) #BabyNetflix #Netflix

Una publicación compartida de Baby Russia (@babynetflixrussia) el30 Nov, 2018 a las 2:10 PST

"Normaliza el abuso sexual infantil, el tráfico de menores y trivializa la experiencia de innumerables mujeres y hombres menores de edad que han sufrido el tráfico sexual", prosigue la organización. "A pesar de estar muy concienciados con el #MeToo, Netflix parece haberse quedado sordo con respecto a las realidades de la explotación sexual", dijo Dawn Hawkins, directora ejecutiva del Centro Nacional de Explotación Sexual.

Ver esta publicación en Instagram

#BabyNetflix

Una publicación compartida de Baby (@baby_netflix) el20 Ago, 2018 a las 4:04 PDT

Netflix ha estado en el punto de mira durante los últimos meses: Insatiable fue criticada por promover la gordofobia, mientras que la película argentina Desire fue acusada de presentar una escena que podría interpretarse como pornografía infantil.