Vuelve a actuar a los 104 años Johannes Heesters, 'el cantante de Hitler'

  • La última vez que intentó actuar en su país fue en los años 60, pero fue abucheado y tuvo que abandonar el escenario.
  • Durante la actuación hubo manifestaciones en su contra y en el teatro se establecieron estrictas medidas de seguridad.
  • Él dice que no sabía lo que ocurría en los campos de exterminio.
El cantante y actor holandés Johannes Heesters y su esposa saludan al público el pasado sábado (EFE).
El cantante y actor holandés Johannes Heesters y su esposa saludan al público el pasado sábado (EFE).
Se le conoce como el cantante de Hitler porque, en varias ocasiones, cantó para él. Se trata de
Johannes Heesters, un holandés de 104 años que el pasado sábado actuó en un teatro de su país, informa

Su pasado y sus coqueteos con el régimen nazi hicieron que la tensión se palpase en el ambiente. Aparte de los manifestantes en su contra, todas las personas que accedieron al recinto tuvieron que entregar copias de sus pasaportes y pasar controles de seguridad similar al de los aeropuertos.

Heesters no intentaba actuar en Holanda desde los años 60. Entonces quiso representar al capitán anti-nazi Von Trapp en el musical Sonrisas y lágrimas, pero fue abucheado y tuvo que abandonar el escenario. Y es que muchos holandeses no olvidan que, después de trasladarse a Alemania en 1935, se convirtió en una figura popular del cabaret alemán que cantó varias veces para Hitler.

Sobre todo no le perdonan que prosiguiera su carrera meteórica tras la invasión alemana de Holanda en 1940, mientras que en su pueblo los nazis instalaban un campo de tránsito para judíos antes de ser deportados a los campos de exterminio.

En 1978 salieron a relucir unas fotografías suyas junto a oficiales nazis en el campo de concentración de Dachau durante una visita en 1941, circunstancia que hasta entonces había ocultado.

Avergonzado consigo mismo

Heesters, por su parte, sostiene que nunca apoyó las políticas nazis y que nunca fue propagandista del régimen nacional socialista. También insiste en que nunca tocó para soldados nazis y dice que desconocía las condiciones reinantes en los campos de concentración. Tras la guerra "estaba avergonzado conmigo mismo y todavía no he dejado de sentirme así", afirmó en su autobiografía.

Aún así, su actuación ha reabierto viejas heridos y desatado nuevamente la polémica. Esa misma noche, también en la Ciudad de Amersfoort, se celebró otro concierto, esta vez de composiciones de músicos asesinados en los campos de exterminio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento