Así se extrae del Anuario Económico Comarcal 2018 de BBVA, que destaca también el fuerte peso de los servicios, que representando un 68,1% del VAB en 2016 y habiendo experimentado un incremento del 2,5% han contribuido al resultado agregado, mientras que el sector primario cayó un 1,4%.

En cuanto al mercado de trabajo, la intensa contracción de empleo durante la crisis sólo se ha recuperado en parte, y pese a la mejora de un 3,7% de aumento de la afiliación durante el año pasado, sumada a la de años anteriores -un crecimiento del 13,3% entre 2013 y 2017-, los 293.600 afiliados están aún por debajo de los 312.900 de 2007.

En el conjunto de Catalunya, las comarcas centrales y el Camp de Tarragona, con un repunte en ambos casos del 3,6%, y el área metropolitana de Barcelona, con un avance del 3,4%, fueron las zonas que lideraron el crecimiento en la comunidad catalana en 2017.

Y es que en 2017, Catalunya experimentó un crecimiento del 3,4%, gracias al buen comportamiento de las exportaciones de mercancías, con un récord histórico de 70.800 millones de euros (+8,7%); mejoras de competitividad y aumento de cuota de mercado; máximo histórico de pernoctaciones hoteleras, con 57 millones y un crecimiento del 2,7%; las políticas del Banco Central Europeo (BCE), el mantenimiento del precio del petróleo y los vientos de cola internacionales.

Consulta aquí más noticias de Girona.