Guardia Civil desmantela un peligroso clan familiar dedicado al cultivo droga
Guardia Civil desmantela un peligroso clan familiar dedicado al cultivo droga GUARDIA CIVIL

En el registro practicado en una finca de Almendricos se han incautado 15 kilos de cogollos de marihuana, dos pistolas y munición, una moto de agua con teléfono satelital, dos turismos, teléfonos móviles y material para abastecer a cuatro invernaderos intensivos de cannabis sativa.

La investigación se inició el pasado verano, cuando la Guardia Civil, gracias a la colaboración ciudadana, tuvo conocimiento de la existencia de un supuesto clan familiar dedicado, casi en exclusiva, al cultivo de marihuana en una finca agrícola de Lorca.

La Benemérita localizó la propiedad, un viejo cortijo situado en un paraje agrícola a las afueras de la pedanía lorquina de Almendricos, que había sido 'blindado' con la instalación de una tupida valla perimetral y un espeso arbolado.

Además, uno de los miembros del grupo criminal, ahora desmantelado, realizaba tareas de vigilancia en los aledaños para detectar la presencia de personas ajenas y de los propios investigadores.

Debido a esta férrea vigilancia y ante la imposibilidad de comprobar lo que se ocultaba en el recinto, la Guardia Civil solicitó autorización judicial para el empleo de medios aéreos de vigilancia.

Recientemente, una vez obtenida la información necesaria la Benemérita ha solicitado el correspondiente mandamiento judicial de entrada y registro.

El registro se ha saldado con el hallazgo de cuatro habitáculos destinados al cultivo intensivo de plantas de marihuana. Dos de ellos, de grandes dimensiones, habían sido camuflados con la apariencia de invernaderos hortofrutícolas. Los otros dos habían sido construidos con planchas metálicas y en su interior contaban con una zona de trabajo para deshojar y envasar las plantas. Los cogollos embolsados eran almacenados en la vivienda.

La explotación de la operación ha permitido desmantelar un grupo criminal cuyos cinco miembros han sido detenidos como presuntos autores de los delitos de cultivo y elaboración de droga, tenencia ilícita de armas y de pertenencia a organización criminal.

Según se desprende de la investigación, se trata de un grupo criminal, formado por los miembros de una familia asentada en Lorca que, de forma jerarquizada, distribuían las distintas tareas delictivas, desde la habilitación de los invernaderos, el cuidado y la recolección de las plantas, hasta las de vigilancia de la finca.

Se estima que el abundante material incautado iba a ser empleado en la renovación de las instalaciones. Los arrestados, la droga y efectos incautados, así como las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Lorca.

Consulta aquí más noticias de Murcia.