El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha confirmado que España "no va a reconocer el acto unilateral" de la proclamación este domingo de la independencia de Kosovo, "porque no respeta la legalidad internacional".

No obstante, el titular de Defensa, José Antonio Alonso, ha asegurado que las tropas españolas "seguirán trabajando" en Kosovo en cumplimiento del compromiso con las Naciones Unidas y desde una posición "políticamente neutral", para garantizar la seguridad en la zona y proteger a las minorías.

La independencia de Kosovo no respeta la legalidad internacional

Moratinos hizo sus declaraciones a su llegada al Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE,) donde se reunirá con sus homólogos para dar una respuesta común a la decisión de Kosovo.

El ministro español ha anunciado que propondrá a sus colegas unas conclusiones comunes que, "manteniendo la posición española, garanticen el mayor grado de unidad" en el seno de la Unión y de "estabilidad y seguridad" en los Balcanes.

A juicio del Ejecutivo español, la independencia se podría reconocer en caso de acuerdo con el Gobierno serbio, que rechaza este proceso de secesión, o de decisión favorable del Consejo de Seguridad de la ONU, donde Rusia ejerce su veto al expediente de la independencia kosovar.

"Habrá consecuencias"

"Lo que se da es la división de la comunidad internacional y habrá consecuencias que no sabemos cuáles serán para la región, pero no las más beneficiosas", señaló Moratinos.

Alonso, por su parte, ha afirmado que le "preocupa" que la declaración unilateral de Kosovo se convierta en "un factor de inestabilidad" en los Balcanes. Según el ministro de Defensa, preocupa que dicha inestabilidad pueda ir aumentando "con consecuencias que son difíciles de prever".

Según Alonso, preocupa que esa posible "inestabilidad" en los Balcanes pueda ir aumentando "con consecuencias que son difíciles de prever", pese a que la Unión Europea ha hecho un "esfuerzo histórico importante" para que todas las realidades que surgen de la ex Yugoslavia "ganen estabilidad" y se puedan incorporar a Europa.