En una nota, la AUGC ha explicado que "la Guardia Civil tiene once áreas de custodia de detenidos en la provincia, ubicadas en las localidades de Córdoba, Peñarroya, Pozoblanco, Palma del Río, Montoro, Bujalance, Baena, Nueva Carteya, Montilla, Priego de Córdoba y Puente Genil, las cuales disponen de un total de 26 celdas con capacidad global para 28 personas".

Sin embargo, ha lamentado que "ninguno de esos centros de detención dispone de sistema de ventilación, y algunos de ellos además carecen de sistema de video-vigilancia y de climatización", avisando que "se producen unas condiciones de insalubridad que pueden afectar a la salud de los detenidos y de los agentes que se encargan de la custodia, sobre todo teniendo en cuenta las condiciones climatológicas extremas de la provincia, a lo que debe añadirse que algunas de las personas detenidas padecen enfermedades infectocontagiosas".

Además, el colectivo ha manifestado que "los sistemas de videovigilancia son necesarios para garantizar la integridad física y la seguridad de las personas privadas de libertad y la de los funcionarios policiales que ejercen su custodia", entre otros aspectos que ha citado.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.